Cómo arreglar las goteras con ayuda del seguro de hogar

Las goteras, que son filtraciones del agua, pueden se ocasionadas por una rotura de alguna teja del tejado, por donde se filtra el agua de las lluvias. Estas goteras pueden llegar a ser la causa de hasta desprendimientos parciales de parte del edificio.

 

Gotera

La característica fundamental de una gotera es esa gran mancha en el techo de las habitaciones o en la parte superior de la pared.

También cabe la posibilidad que las goteras, siniestro de los seguros multiriesgos, sean producto de una rotura de una tubería propiedad del vecino del piso de arriba. En esta situación, la forma de  actuar en esta situación para solucionarla es dar parte a la compañía del seguro, quien debe hacerlo es el vecino al cual se le ha roto o deteriorado la tubería, para que esta se haga cargo de los diferentes daños ocasionados al vecino.

En nuestro país se producen más de 3 millones de goteras al año en los inmuebles, siendo en la Comunidad de Madrid, donde más veces se produce este hecho, esto se debe a su alta densidad de población, seguida muy de cerca por Andalucía, debido a su gran extensión geográfica, y Cataluña.

La época donde más goteras se producen son los primeros días del mes sobretodo en el mes de Enero, esto se debe a que las goteras dan la cara cuando se filtran no cuando se producen y esto se observa cuando se vuelve de vacaciones.

El problema que tienen la goteras no son los daños que ocasionan tras aparecer, sino que puede darse la situación en la que el vecino se niega a hacerse responsable de la situación, que si poseyese contratado un buen seguro de hogar, sólo tendría que hacer una llamada al mismo y el equipo de profesionales de la compañía de seguros se encargarían de realizar todas las reparaciones para repararlo.

Llegados a esta situación, lo primero que debemos realizar el determinar el origen de la gotera para ello confeccionaremos un escrito donde se detallen todos los datos e información posible sobre la gotera, al que podremos adjuntar fotos de la situación y tamaño de la gotera, para posteriormente enviarla al dueño del piso que ha provocado la gotera y a la comunidad de propietarios indicando a ambos que se desconoce el origen de las goteras.

Con esta acción, el vecino del piso que ha originado las goteras deberá dar una respuesta sobre las goteras ocasionadas en nuestra vivienda, con los posibles riesgos que conllevan esas goteras para la vivienda y el edificio, así como para las personas que viven en él. Si esta acción no tiene un resultado positivo, deberemos usar otras vías como la vía judicial para que el dueño de la vivienda donde se han originado las goteras se haga responsable de las consecuencias de las mismas.

TRABAJAMOS CON LAS MEJORES ASEGURADORAS