¿Qué es un seguro de vida?

El Seguro de Vida es la entrega de una cantidad de dinero pactada, esta indemnización se denomina capital asegurado, con una compañía de seguros al fallecimiento del titular del contrato firmado. Con esta sencilla operación la seguridad que tenemos que en el caso de que nos ocurriese algún suceso que originase nuestro fallecimiento, es grandísima.

 

Reloj

En estos contratos el beneficiario del mismo no es el asegurado, sino otra u otras personas que serán designadas por el tomador del seguro de vida o en su defecto los herederos legales establecidos por la ley actual de sucesiones, aunque también pueden ser sus socios o acreedores; todos ellos pueden ser revocados en cualquier momento.

 

En la actualidad los bancos son promotores de estos productos para evitar así problemas en el caso que el titular de un préstamo, personal o hipotecario, fallezca y este siga vigente. Pues si los herederos rechazan aceptar una herencia, los préstamos y deudas también se heredan, se encuentran con una deuda y muchas gestiones a realizar para cobrar esa deuda o préstamo, o en su defecto realizar ejecuciones sobre el inmueble hipotecario o el artículo comprado con el préstamo.

 

Por evitar todas estas acciones y quebraderos de cabeza para todos, con este tipo de seguros, en el momento de fallecimiento se ejecuta la póliza pagando la cesión de derechos designada en el contrato firmado por el fallecido y el banco .De esta forma los herederos tendrán libre de cargas, ósea sin deudas el articulo comprado con el préstamo, un coche, una moto,… o el inmueble hipotecado.

 

Hay recordar que la Unión Europea ha legislado la comercialización de este tipo de seguros, con la eliminación de obligar a la persona que pide un préstamo con un banco tiene que contratar con ellos el seguro de hogar o de vida, esto quiere decir, por ejemplo una persona que ha comprado una vivienda con una hipoteca no tiene que contratar con el banco el seguro de vida o el de hogar para cubrir la deuda, sino que puede contratar estos con la compañía de seguros que desee.

 

Así mismo este tipo de seguros de vida, tienen cubiertos los gastos del funeral de la persona fallecida, el objetivo es que los seres queridos no tengan que realizar desembolso alguno para pagar el entierro.

 

Los seguros de vida se clasifican por su duración (temporarios o de vida entera o vitalicios) o por la cantidad de prima abonada por el asegurado, o según la cantidad de asegurados en pólizas. Existe un tipo de seguros de vida unidos a operaciones financieras, que son los que están relacionados con beneficios de fondos de inversión u otros productos financieros.

 

El año pasado, 2013, cerca de casi 250.000 personas en España, se llevaron una grata noticia, cuando un familiar había fallecido tenía contratado un seguro de vida, tras la consulta del fichero creado por el Ministerio de Justicia, para facilitar la gestión de cobro de este tipo de pólizas.

 

Para ello lo que debemos hacer es lo siguiente:

 

  • Cumplimentar el formulario oficial (Modelo 790) disponible en las delegaciones provinciales del Ministerio de Justicia o en su website, y abonar las tasas correspondientes.

 

  • Presentar el documento oficial en el Registro General de Actos de Última voluntad o realizar la gestión por correo, en el Ministerio de Justicia en sus delegaciones, ajuntando el certificado de defunción, documento que se da a los familiares tras pasar dos semanas del fallecimiento.

 

  • En una Semana el Registro enviará un documento con todos los contratos en vigor y con la entidad contratada.

 

  • Una vez que ya estemos en posesión de este documento, lo que debemos hacer es presentarnos en la compañía aseguradora para saber si somos los beneficiarios del seguro de vida.

 

  • También ha de mencionar que esta gestión con el Ministerio de Justicia, se puede realizar de forma telemática.

 

Categoría Seguros en general.

Deja un comentario