Mitos sobre los seguros de coche

Una leyenda urbana es una historia «que nunca ha sucedido, pero es contada como si fuera cierta», la historia se transmite de manera natural de boca a oreja, dando de una forma u otra carácter de veracidad a la historia que no lo es.

Mito

Claros ejemplos de este tipo de historias, son las conocidas por todos como la criogenización de Walt Disney, la falsa muerte de Jesús Gil y su escapada a Venezuela, la aparición de Ricky Martin en el programa de Antena3, “Sorpresa, Sorpresa”, las obras inéditas de William Shakespeare con las que fue enterrado, que empresas como El Corte Inglés, Mercadona o la ONCE habían pagado las nóminas de los funcionarios en tiempos de crisis, que se puede ver la Gran Muralla China desde el espacio.

 

Normalmente este tipo de leyendas urbanas intentan alertarnos sobre posibles riesgos que pueden ocurrir en el día a día. Estas historias están creadas con el objetivo de darnos una lección.

 

En el sector del seguro también existen este tipo de historias, estas leyendas urbanas o mitos, como que los accidentes sube la prima que se pagara el año que viene, el seguro a todo riesgo es la mejor opción, los extras del coche están incluidos en la póliza de nuestro seguro, el color del coche afecta al precio del seguro, …

 

Es rotundamente falso, que en el seguro del coche afecte a la prima de la póliza el color del coche como el rojo o el amarillo, pues que eligamos el coche de un color u otro no conllevará un aumento de precio del seguro con respecto a otros, como el color negro o blanco; lo que si indican los diveros y variados estudios indican que el color del coche está relacionado con la siniestralidad.

 

Tener siempre contratado un seguro a todo riesgo para nuestro coche, no es es la mejor opción; puesto que los coches con una determinada edad con un todo riesgo, no merecen la pena pues si existe un siniestro la posible indemnización nos compensará la prima pagado por el seguro a todo riesgo. Esto ocurre a partir que el coche alcanza los cinco años.

 

También existe la falsa creencia que si sufrimos un siniestro y nos declaran el coche como “siniestro total” la compañía de seguros nos pagará una cantidad de dinero, una indemnización suficiente como para pagar el, posible, préstamo que hayamos pedido para adquirir el coche. Pero la compañía solo nos indemnizará con el valor venal del coche, con lo que es posible que con esa indemnización no nos llegue para cancelar el préstamo.

 

Un coche nuevo pagará más de seguro, porque al ser nuevo será más deseado por los delincuentes y por lo tanto tienen más posibilidades de ser robado; pero en realidad no es así. Los vehículos que son más susceptibles de ser robados, son aquellos que tienen más edad.

 

La creencia más presente, y a la vez, mas equivocada es que dar un parte conlleva un aumento de la prima. Esta creencia es errónea porque los partes no hacen que suban la prima, porque lo que realmente hace que la prima suba es la gravedad del accidente que demos en el parte.

 

Así mismo, también estamos equivocados al tener presente el mito que al asegurar nuestro coche, aseguramos todos sus extras, equipos de música, GPS, faros de diseño, cristales tintados, llantas de aleación, pero la experiencia nos demuestra que no, que si tenemos extras en nuestro coche debemos declararlos en póliza para que así estén cubiertos y no nos llevemos ningún susto.

 

Una de las últimas leyendas urbanas relacionadas con el sector del seguro, es la dificultad de contratar un seguro a través de internet, y como leyenda urbana es errónea, compruébelo solicitandonos su presupuesto de seguro para el coche.

 

Categoría Seguros en general.

Deja un comentario